EL PAIS, 16 de diciembre de 2019